Estáis y se agradece

Mostrando entradas con la etiqueta El Abrazo al Soneto.- Amistad y poesía. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta El Abrazo al Soneto.- Amistad y poesía. Mostrar todas las entradas

16/3/16

Una entrevista

A. Elisa Lattke Valencia25 de junio de 2013, 12:52
“Julia Sopetrán – No. La poesía es una permanencia de valores empíricos. Es lo que le falta a la organización humana de nuestros días. Nunca he pensado en escribir para evadirme. La poesía es plenitud, es sentir lo sublime, es abrazar lo bello, es el placer más duradero del instante…”
*ALV- Un placer leer toda esta entrevista y agradecimiento a quien la ha hecho.
Julie Sopetrán, eres un cielo y me alegro tener a un ser entrañable como seguidora en mi blog, pero aún más, me confirma lo que me honra con su presencia por el contenido de tu alma. Pues lo que ella nos regala con sus poesía y su humanidad es maravilloso. es que conoces la persona a través de tu alma. Gracias, Julie, por enviármela. Gracias a la entrevistadora por sacar a la luz el brillo de un gran espíritu, para hacer una reflexión en este mundo del Arte de la escritura. Lo que se deja un alma en ella así tan sincera y honesta. Un apreciado saludo a las dos.
Australia Elisa L.V.
Enlace:  https://eltiempohabitado.wordpress.com/entrevistas/

23/3/15

Voy pasando


Voy pasando en la voz de la palabra
sin 'el bluf ' del engaño, ¡soy mi fuente!
Pues en tierra de nadie, lo aferente,
lo conduce el amor, cultiva y labra.

Estos versos de estímulo azaroso
resisten en la linfa en que aventuro
un camino de luz nunca dudoso;
e influyen en la estrofa. Me aseguro.

Si me entienden las sombras de flaqueza,
las resisto pesares con atino;
y las pobres, seguro, desconcierta.

Quien me sabe conoce mi certeza.
Quien me tiene combate lo mezquino.
Y quien duda, me enseño descubierta.

¡Ah, quien, viéndome cierta
puede verme muy dentro en sus pupilas,
pues soy polvo de estrellas bien tranquilas!

"Ranita" es: Australia Elisa Lattke Valencia

15/2/13

... un verde esperanza

                                                                 2007 + Elisa -
De vivir me olvido
y marchitase la flor de mi templo;
mas sé que la revivo
en horizontes de ejemplo,
y caminos de piedras que contemplo.

Pero dime, mi estrella:
Por brillar y lucir yo te dedico
la razón que se sella
y que a diario me aplico;
¿no serás la energía que alambico?
...
Mis caminos son ocres
revestidos de amor por tanto dado,
no serán los mediocres
sin su verde ganado,
en la rosa de un sueño ilusionado.

¡Ay, por favor, Señor!
Reconozco mis límites terrestres
porque sé del dolor;
y, por más que 'amaestres',
somos almas de espíritus silvestres.


A. Elisa Lattke V