Estáis y se agradece

Mostrando entradas con la etiqueta Leben. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Leben. Mostrar todas las entradas

26/3/16

Te diré

Con un poco de luz
se deshace la niebla,
se despeja el día con el sol,
lo mismo que las malas ideas.
Puedes ser inteligente u obtusa,
según se mire.
Y la ciudad interior, siempre se calla
porque si reclama, no lleva razón.
Ella sabe dónde se mueren sus calles.

Pero aún más, te diré:
cuando alcanzas la plenitud,
si hay conciencia de lo que eres,
tomas aire, respirando hondo...
tienes lo que hace falta ser, y lo exhalas.

¡Eres luz! -Ejercicio Zen-
"Iluminación espiritual"
Jamás lo olvido.
 'El negativo físico' lleva exceso de luz,
entonces, sabes qué disuelve nuestra imagen.
Se hace borrosa, invisible, imaginada,
y descansas en el ser de las cosas.
Deja de haber color que te destaque.
No eres de las luces de las cátedras,
ni las aulas, ni los anfiteatros;
eres de las de aposento y, a lo sumo...
de la cocina o el salón. ¡Eres mujer!
Resplandeces en el hogar.
Simplemente, eres.
Y esas luces que iluminan un título merecido o no,
son las luces que se perciben en silencio,
en blanco y negro, como en una foto, estás enmarcada.
Porque, con los años, a pesar de todo,
sólo te habitan los gratos recuerdos
y, los malos, son fantasmas;
y te redescubres innecesaria e inmaterial.
Eres lo que te queda de ti misma.
Lo que en lo bueno y lo malo
destacas con tu sonrisa,
¡porque sabes, que lo has dado todo!
*"Ranita Azul"

es: Australia Elisa Lattke Valencia

"La Resurrección" De: El Greco 

26/10/14

El hoy de mi mañana



Me encuentro por el hoy de mi mañana,
sin ser de antes, tampoco del después;
me invitan los océanos de palabras
colmada de ilusiones al revés.
Tendida sobre el tiempo que me ocupa
llorando el futuro del ciempiés,
me siento que todo me preocupa
calmándome la luna por su envés.
El húmedo latido aún nos queda
de un sueño contumaz que no se alcanza
la dicha de perderse en quien se niega
el beso del amor y su esperanza.
Un pálido fulgor como una estrella
el rostro que me embriaga y que me aguarda;
la flor que desdibuja mis inviernos
la rosa del amor y quien la guarda.
Te dije que jamás te olvidaría
atando el sentimiento a tu regazo,
razón del corazón fue mi latido
teniendo el alma envuelta en ese abrazo.
Me encuentro como el hoy de mi mañana,
será porque lo mío no parece...
ser de amor que se llevan los deshielos
sintiéndome un invierno que fenece.
A. lisa Lattke V. en "Don Anselmo"

12/4/14

Gemidos y plegarias

Da pena pensar...
y revolverse por dentro,
sentirse humano sólido y compacto
como el planeta mismo;
un cuerpo celeste pero habitado;
un dios más entre millones dividido.
Da pena pensar
en la indivisible
naturaleza del hombre,
callada y rígida en la huesa
que sostiene
por ser el mismo Dios que la disputa.
¡Y me hablan de "la tierra prometida"!

Tantas veces saqueada por mi espíritu,
tantas veces negada en nombre de otros;
y tantas veces son... que, desde la pena,
 sabes cómo El Sembrador siega su cosecha.

-"Padeces de orgullo de raza".

Y, en la frágil materia del espíritu,
tosca y delicada para un todo común,
con el color de todas las pieles de camino,
da pena llevar encima
la servidumbre del orgullo:

Por ser esclavo negro sometido,
por cobrizo, humillado;
"por no ser y ser del pueblo elegido" (!)
o, el mestizo despreciado
y, en suma, la mezcla de un todo.
 ¡Y más de lo mismo!

Diferente o parecido,
 un ser humano más y punto.
Un perseguido por cómo eres,
hereje o creyente.
 ¿También da lo mismo
si eres el traidor que siempre lo niega?
Pero, cuestionando a Dios
su pertenencia y permanencia.
¡Pues, se olvida!
Me da pena, babear nadas,  ¿sabes?
 Ideas del mundo,
interpretaciones de religiosos,
estudiosos, engreídos seguidores,
prosélitos aventajados y bien pagados
y por pensar en la estupidez humana,
 se refleja en los espejos la mía.

-¿Y qué? ¿A éso se lo llama Amor?
Seguro  crees que Dios habla y habló a su pueblo
y la tribu aún camina en solitario...,
vadeando el Jordán,  hallando cosechas,
cruzando el mar Rojo de un lado a otro
y sin preguntar a otros dioses,
¿si, el de los tantos Holocaustos en el planeta Tierra,
sigue vivo?
Pero por ahora se matan entre hermanos.

¡No, no me mires que no soy yo,
pero mía es la culpa
por aceptar a tanto acólito visionario
para vivir del cuento
y cda uno e una con su teoría!

Dios, eres tú y por ser lo que eres,
también lo soy yo.
El mismo dios
y espejo en que nos miramos.
Mi semejante,
que puede ser, si le da la gana
¡a otro demonio con ínfulas ser un Dios
y exterminar de nuevo a los judíos!

El día que se les acabe el chollo
a unos y otros
aparecerá el verdadero...
¡El Amor, no lo dudemos! 

***
alattkeva